Nuestros derechos no están en cuarentena

A cinco años del primer #NiUnaMenos


Hoy se cumple el 5to. aniversario de la primera multitudinaria movilización de “NI UNA MENOS” de 2015, espacio que nace como repudio a los femicidios y que expresa un YA BASTA a las múltiples violencias que sufrimos las mujeres y disidencias: física, psíquica, simbólica, laboral, política, etc.

Las mujeres soportamos el peso sobre nuestras espaldas de las tareas de cuidado, padeciendo “la doble o triple jornada laboral”, la discriminación en el acceso al empleo, las brechas salariales y de ingresos, la violencia y acoso en el mundo del trabajo, y el más alto grado de precarización laboral.

La cuarentena ha profundizado estas conductas intolerables y agravado el padecimiento de las mujeres y diversidades. Duele, indigna y genera bronca cada nuevo femicidio y travesticidio que sale a la luz. El hogar se demuestra, en muchos casos,  como el principal lugar de riesgos. Pero además de la violencia física y psíquica, la pandemia del coronavirus y el aislamiento obligatorio impactan en forma diferenciada sobre los distintos géneros, afectando mayormente a las mujeres y disidencias.

Según la Nota Técnica OIT El COVID-19 y el Mundo del Trabajo en la Argentina existe una sobre representación de mujeres en los sectores vinculados a la salud y al cuidado de personas, que tienen un rol preponderante durante la pandemia y con alto riesgo de contagio.

Asimismo, hay mayor presencia de mujeres en sectores más afectados por aislamiento social (comercio, turismo, hostelería, entre otras), en términos de empleo, sufriendo una significativa disminución en los ingresos.

Por otro lado, la informalidad laboral afecta a las mujeres en mayor grado. Y los trabajos de cuidado en el hogar- no remunerados – se multiplican ante el cierre de escuelas y crisis sanitaria existente. Si a ello sumamos el teletrabajo implementado sin una adecuada regulación protectoria, se afecta más a las mujeres que a los varones, prolongando la jornada, generando desgaste y exposición a riesgos psicosociales.

Creemos que la creación del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidades es un paso histórico pero aún insuficiente frente a la realidad a la que nos enfrentamos y los diversos frentes donde se debe actuar para que las mujeres no sigamos siendo discriminadas y violentadas.

Hoy más que nunca, exigimos que se cumpla, en todos los ámbitos públicos y privados, con los estándares previstos en la Convención sobre la Eliminación de toda forma de Discriminación contra la Mujer (CEDAW), la Convención Interamericana para Prevenir Sancionar y Erradicar la violencia contra la Mujer (Convención Belem Do Pará); y en el plano nacional, la Ley N° 26.485 y el decreto reglamentario 1011/2010. Asimismo, bregamos por la ratificación del Convenio 190 OIT sobre erradicación de la Violencia y Acoso en el Mundo del Trabajo.

Por todo ello y mucho más,  en esta fecha histórica, decimos más fuerte que nunca: “Ni una menos, libres, vivas y desendeudadas, nos queremos”. “Ni una trabajadora menos” “Aborto legal seguro y gratuito” “Nuestros derechos no están en cuarentena”.

Por esos motivos, este 3 de junio nos sumamos e invitamos a todos y todas nuestros asociados, a las convocatorias en las redes a partir de las 17 hs: Ig: @_niunamenos_Fb: Ni Una MenosYouTube: Ni Una Menos Argentina y al ruidazo, a las 19 hs.


Comisión de la Mujer Trabajadora – Asociación de Abogados y Abogadas Laboralistas